Nueva Canon Eos 60D

Su llegada al mercado no ha desencadenado el clásico terremoto mediático que suele provocar cualquier nueva réflex de Canon. Y es que a la EOS 60D le ha tocado desempeñar un papel menos estelar, pero aun así de gran importancia para la firma: reubicar la gama media de las SLR canonistas para hacer frente a la reforzada competencia. Posiblemente no es el relevo de la EOS 50D que muchos esperaban, pero su pantalla articulada y las tecnologías heredadas directamente de la EOS 7D son dos buenos argumentos (aunque tal vez no suficientes como para marcar distancias respecto a la EOS 550D y justificar su precio más elevado). Y es que, pese a su buen rendimiento general e incuestionable calidad de imagen, la sombra de las nuevas Pentax K-5 y Nikon D7000 suponen el mayor problema para esta EOS 60D, que de momento ya ha optado por moderar su precio.

Escribir comentario

Comentarios: 0